Cada vez hay más gente interesada en el mundo del vino y que quiere saber más y más. Y, como nos pasa a todos cuando somos novatos en algo,  empezamos a encontrarnos con muchas palabras y expresiones que no conocemos.

Ya en un post anterior hablamos de las diferencias entre una cata vertical y una horizontal.

En este caso, vamos a hablar de la expresión “vino de autor”. ¿Tenéis claro a qué se refiere?

Cuando hablamos de un vino de autor, nos referimos a un vino que plasma la identidad, la esencia y la tradición de una bodega.  En definitiva, es un vino que se crea para ser único, huyendo de las pautas establecidas.  Por supuesto, lo normal es que ese vino se haga con las mejores materias primas, puesto que hablamos de botellas que representan la singularidad de la bodega. Y, por ello, suelen hacerse cosechas muy reducidas con un proceso de elaboración excelente, cuidando hasta el más mínimo detalle. La idea principal es que todo el proceso sea único, como las barricas o las botellas.

Y, aunque todo esto suene a caro carísimo, no siempre lo es. Hay opciones caras y opciones más asequibles. Eso siempre dependerá del bolsillo de cada uno y de la importancia que le dé a la exclusividad.

Por ejemplo, en Mundo Galego tenemos de las dos opciones: como ejemplos un poco más caros, tenemos “Maldito”, de Pablo Vidal  (sobre 15 euros)  o Gabián 2013 (sobre 20 euros). Como ejemplos un poco más económicos, podréis encontrar “Autor”, de Antonio Montero (sobre 10 euros) o el albariño de Terras de Lantaño (también sobre 10 euros).  Lo que queda claro es que, aunque exista una diferencia de precio, en ningún caso es prohibitivo.

Desde luego, si sois amantes del buen vino  y queréis probar o regalar algo único, esta es la mejor opción de compra.

Y para quien no tenga claro qué comprar, en Mundo Galego, como siempre, ofrecemos el mejor asesoramiento para vuestras compras en nuestra tienda o en nuestra página web.

¡Nos vemos!